Viaja ligero y no mueras en el intento

Viaja ligero y no mueras en el intento

Tienes un viaje corto de 2 o 4 días pero tu maleta parece de un viaje de 2 semanas ¿Me equivoco?

Relájate que a todos nos ha pasado, es algo común que todos hacemos muy seguido porque a la hora de armar la maleta terminamos llenándola de ‘porsiacasos’ que al final no usaremos.

Mi extensa trayectoria de acumuladora y amante de las cosas inútiles me certifican para darte estos tips aprendidos -a la mala- en muchos viajes. Empezaré con darte la lección más importante:

1. «Lo quieres pero no lo necesitas»

En realidad esta frase me lo dice una de mis mejores amigas cada vez que el espíritu de las compras estúpidas entra a mi cuerpo, pero te recomiendo adaptarla dentro de tu filosofía de vida. Recuerda que solo viajarás por poco tiempo y necesitas estar lo más ligero posible para que no se convierta en una experiencia tediosa a la hora de desempacar y buscar algo que realmente necesites entre el mar de cosas que llevaste.

Cada vez que estés a punto de colocar algo en la maleta pregúntate: ¿Cuántas veces podré usarlo? ¿Es realmente necesario? ¿Me afectaría mucho si no lo llevo?, verás que analizando un poco estos aspectos podrás optimizar tu espacio.

2. Haz una lista con lo que necesitas

A cuántos no nos ha pasado que en pleno viaje nos acordamos que no empacamos cosas básicas como cepillo de dientes, calzones -enserio sí pasa- o dinero ¿La razón? No tomamos atención a las cosas por hacerlas a lo loco. Las listas son un ayuda-memoria ideales para personas un poco despistadas.

3. Arma tu maleta con tiempo

No esperes al último minuto para armar todo porque terminarás metiendo cualquier cosa y olvidando las importantes, con esto no digo que hagas la maleta con una semana de anticipación pero sí con un día de anterioridad o medio día antes.

4. Arma mentalmente los conjuntos que usarás

Esto me salva ¡LA VIDA! Te ahorra demasiados dolores de cabeza y sobre todo solo llevarás las prendas necesarias, como consejo doble te sugiero que lleves algún pantalón, short o falda, zapatos, que puedas reutilizar, ¡Recicla!.

5. Organízate con las personas que viajas

Si tienes la suerte de ir acompañado, pueden asignarse llevar cosas de uso compartido como shampoo, secadora, pasta dental,y otros artículos que pueden ser compartidos, así todos ahorrarán espacio.

6. Investiga todo del lugar que te alojarás

Es muy diferente quedarte en una casa que en un hotel. Si te quedas en hotel puedes ahorrarte el tener que llevar una toalla que quita infinidad de espacio en la maleta, tendrás jabón y shampoo, secadora y plancha (aunque esto puede variar según el hotel), en cambio cuando nos quedamos en alguna casa es obligatorio llevar nuestras cosas de aseo personal. Por ejemplo, en mi último viaje a Argentina me olvidé de llevar shampoo y jabón y cuando fui a comprar en los supermercados casi «me muero muerta» con los precios, así que sí es necesario fijarte en esas pequeñas cosas.

7. Ten todo de forma visible

Creo que el artículo más olvidado por todos es el cepillo y la pasta dental y no los culpo, es el artículo que casi siempre empacamos al último debido a que lo usamos constantemente. Si aún no lo piensas empacar al menos déjalo en un lugar visible o cerca a tu maleta, parece tonto pero funciona.

8. Con memoria

Si eres de los míos y usas cojines cervicales, te recomiendo que compres los que se pueden asegurar en cualquier parte de la mochila (como se puede ver en la foto del inicio),te evitará el trajín de estar buscándolo o de cualquier hurto cojinesco.

Espero que lo puedas aplicar muy pronto en algún viaje ¡Nos vemos pronto!

2 thoughts on “Viaja ligero y no mueras en el intento

Deja un comentario